Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

https://sensibilidadaflordepiel.wordpress.com volará con vosotros si así lo queréis.

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe , para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos tres años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.


miércoles, 27 de febrero de 2013

Entrañas de la Mina



Dime como eres
corre y cuéntame
déjame ver tu mirada
la sonrisa devuélveme
el fondo de tu pupila
reflejaba tu alma
el aura te envuelve
quietud y calma
la vida hiriente
en ti se cebo
tu corazón ardiente
cenizas quedo.
                                                          Sonrisas de Camaleón.

domingo, 24 de febrero de 2013

Sueño ó Realidad.....


La noche se hizo para dormir
los sueños para enamorar
el día para disfrutar
la vida entera  para vivir
dar cuerpo a esos sueños

gestados en  el subconciente
el cuerpo la herramienta
para cambiarlos de estado:
de sueño a realidad.         
                                                      Amanecer sobre el Lago Naser (Egipto) .      



Sonrisas de Camaleón.

sábado, 23 de febrero de 2013

"Pan de Azucar"


En la vorágine de las luces

de la gran ciudad, 

bajo la protección del gran ángel,

Sumergidas en las sombras,

vidas quebradas, 

sumidas en la desesperanza, 

historias de amor y odio,


envueltas en miserias.

Todo oculto en el velo de la noche.

La soledad del camino se ampara 
frente a la inmensidad del mar.
Mar de cartones, gotas de agua,


sonrisas sinceras, vidas tranquilas.

Tal vez eso sea "la Felicidad"




Marijose.- Sonrisas de Camaleón.

La fotografía es de un amigo  José Carlos Ortiz.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Centro de Recuperación de Fauna Salvaje "El Aguila" Navas del Rey... Madrid


Un lugar diferente donde pasar la mañana del sábado, en este Centro de Recuperación de Fauna Salvaje, se llama "El Águila" y esta situado en la localidad de Navas del Rey.

Un espacio poblado de pinos y encinas que lo convierten en una zona de especial valor paisajístico, y a la vez de gran riqueza en flora y fauna, esta última única y en peligro de extinción cómo el águila imperial, la cigüeña negra ó el lince



Los pequeños disfrutaran viendo los animales en semilibertad, los podrán observan muy de cerca, se asustaran de algunos, se reirán con otros y los mayores contentos por conseguir tenerlos entretenidos durante un par de horas de manera gratuita y además adquiriendo conocimientos interesantes sobre la fauna de su comunidad, que aunque algunos no lo sepan, es numerosa y diversa.

Querrán repetir, debéis planificarlo con tiempo, las visitas son para un número limitado de personas, y el centro no esta abierto todos los sábados.

Tenéis que concertar visita, indicando el número de personas por teléfono.

Para terminar de pasar el día, preferiblemente durante las estaciones de primavera y otoño, podéis continuar unos kilómetros más por la carretera de los pantanos, y llegar a la presa, allí hay un camino a la izquierda que os dará acceso a una senda que transcurre junto al rio Alberche, entre las montañas.

La vía verde del Alberche, por la que discurría la antigua línea ferroviaria del Tiétar, aunque si bien funciono una sola vez, ni tan siquiera llego a ser inaugurada.

Esta senda tiene una longitud de 16 Km, pudiendo recorrerse entera ó sólo algunos tramos, dependiendo de las ganas, fuerzas y experiencia  del caminante ó  ciclista.

Las encinas, los pinos, el cantueso, tomillo, romero, enebros y por supuesto la jara, nos acompañaran en nuestro recorrido.

Los ánades  en el cauce del embalse. Surcando el cielo alguna águila, buitres, halcones, serán nuestra recompensa en algunas ocasiones, imprescindible unos buenos prismáticos y por supuesto unas botas y ropa cómoda.

Para los que disfrutan estudiando los minerales de la zona, abundan los mármoles y los graníticos ricos en feldespatos y biotita.

Para descansar, tomar fuerzas ó cansar un poco más a los pequeños, junto al embalse mesas para merendar plácidamente entre la arboleda, escuchando los armoniosos trinos de los pajarillos. Cogiendo hormigas, intentando cazar una lagartija ó incluso si la temperatura acompaña remojarnos en las frescas aguas del embalse.

Sonrisas de Camaleón.

lunes, 11 de febrero de 2013

"Cabañeros.- Refugio de la Naturaleza"


El agua empezaba a encharcar el porche, el viento azotaba las ramas de los arboles contra las tejas de la fachada, la luz de los rayos se abría paso entre las grisáceas nubes que lo cubrían todo.
Un bramido sonó por el este,  alargué el brazo y sin dejar de mirar, cogí los prismáticos que descansaban sobre el diván de la abuela. Otee el horizonte y allí estaba, altivo, con la boca abierta, retando al señor del trueno.
Con su porte majestuosa, sin preocuparse de la lluvia.
Durante más de diez minutos permaneció allí quieto manteniendo esa hermosa pose.
Su gran cornamenta  se iluminaba con la luz de los relámpagos.
Que gran señor de la naturaleza, colocó Dios en estas tierras, que en un tiempo se vieron arrastradas a ser el mero campo de batalla de unos devastadores militares.

Antaño las brañas con sus cabañas de paja y sus tejados móviles para facilitar la salida de humos, a modo de chimenea, eran el sustento de sus habitantes, que con la noria, igual sacaban el agua de las entrañas de la tierra que araban la era, cómo un tesoro robado, aquello que más necesitaban.

Y con el calor de la madre tierra, conseguían  el carbón para entrar en calor en los fríos días de invierno y cocinar sus escasos alimentos.

Aquellos tiempos ya son pasado y en el presente es un lindo paraje como pocos existen ya en nuestra península,  cada vez menos rincones en el mundo.

La especulación y la desidia de los seres humanos han ido diezmando nuestros almacenes de oxigeno, de vida.
Aquellos remansos de paz y armonía que hace ya muchos años, no, siglos, llenaban nuestro mundo.

Hace años que fue declarado Parque Natural de Cabañeros, y desde entonces son muchas las mejoras que se han ido introduciendo en él. Se gestionan adecuadamente sus visitas y  su centro tanto de información cómo de recepción tienen un buen funcionamiento.

Las mejores épocas para recorrerlo son la primavera y el otoño. Son varias las rutas que recorren el parque. A los niños les gustan las visitas guiadas en todo terreno. Hay varias alternativas, todas son adecuadas e incluyen paradas para observar detenidamente la fauna
y la flora del lugar. 
Para los amantes de pasear entre bosques con el ruido del río como fondo y el trino de los pájaros, también hay buenas opciones, en cada rincón hay algo diferente y atractivo que descubrir.

En estos últimos años la oferta de alojamiento se ha disparado, tienes donde elegir.
Desde lo más económico hasta lo más caro, lo más lujoso, pero también a la vez lo más rural, cualquier elección será buena.
Yo personalmente tengo cariño a un sitio por que esta a cinco minutos del centro de recepción del
parque y porque es un remanso de paz, de armonía y de tranquilidad: “Complejo Turistico Parque de Cabañeros”.
Son casitas de piedra con  todas las comodidades, cocina completa, baño de hidromasaje, jacuzzi, amplio salón con grandes ventanales y chimenea,  habitaciones amplias con buenos colchones, ideales para descansar después de un agotador paseo por el parque.
Lo mejor el porche con su barbacoa, rodeados de jardines y árboles por doquier, en el centro un lago en el que tanto al atardecer cómo al amanecer, te deleitara el croar de las ranas y el trino de los pajarillos y si la noche esta despejada, podrás relajarte contemplando las estrellas, placidamente acomodado en su sofá.
Es un complejo que lógicamente tiene restaurante y  cafetería. Y en el que el personal te atenderá de manera cordial y muy profesional,  si realmente lo necesitas, porque allí es cómo si estuvieras en tu casa……….

Sonrisas de Camaleón.

"Un refugio en pleno corazón de Madrid"

Amaneció fría y desapacible la mañana, el cielo gris, sepia.
Ya bien temprano el viento soplaba recio, bailaban los copos de nieve: enormes, como hacía mucho no caían en Madrid, un gran manto blanco lo cubrió todo.

Faltaban veinte minutos para recoger a mi pequeña. Camine dejando atrás la Avenida.
Ya se vislumbraba la verja de hierro que separaba el ruidoso tráfico de la calle Alcalá,  del sosiego y la quietud del bosque:
                       “La Quinta de los Molinos”.

Cogí aire, respiré profundamente y me deje embriagar por tan mágico momento.


¡Que paisaje tan lindo! Cómo había cambiado, parecía encontrarme en alguna de las pequeñas cumbres de la Sierra de Guadarrama.



No dude en retratarlo, aquel espectáculo de la naturaleza merecía ser inmortalizado.

Me sentí niña, mis dedos se deslizaron por la nieve, un cúmulo de sensaciones olvidadas llenaron de nuevo a mi ser.

No dude un instante y baje por el paseo de los almendros, mis pies se cubrieron de blanca espuma, ¡que frío! (No iba adecuadamente calzada).

Las ramas arqueadas de los arbustos a ambos lados del paseo, parecían querer librarse de tan fría y pesada carga.

Ya era tarde, hora de recogida. No pude evitar mirar atrás mientras era engullida de nuevo por la civilización.


 Sonrisas de Camaleón

lunes, 4 de febrero de 2013

El día de...............

El día Mundial de la lucha contra el Cáncer, el día del Niño, el día de la Paz, el día de la Mujer Trabajadora, El día de…………………..

Habéis contado cuantos son, muchos, pero ¿Sabéis quién decidió que esos días fueran especiales  y porque?

Si no fuera porque en las noticias, en los eventos de las redes sociales, nos lo recuerdan, ¿Lo sabríamos? . No, en absoluto.

Por las mañanas en la oficina paso la hoja del calendario y algunas veces  hay comentarios como “vaya con el nombrecito” ó “mira, si es el santo de……..”.  Seguro que muchos de vosotros tenéis la misma costumbre, aunque sólo sea por  saber el día en el que vivimos.


Pero estos días no se incluyen en nuestros calendarios; ¿Por qué?

No son fechas importantes, tal vez no, no es el hecho del día que recuerdan, si no el significado, el mensaje que conlleva.

Prevención es lo más importante contra el cáncer.
Precaución, paciencia, amor, salud, para con los niños.
Paz para el mundo entero, no sólo un mundo sin guerras,  una humanidad que pudiera vivir en armonía,
El derecho a que una mujer decida si quiere trabajar ó no, que no sea discriminada por el hecho de poder traer hijos al mundo.

Y así un largo etc.……….que  nunca se acabaría.

Pero son realmente necesarios estos días, es imprescindible recordarnos constantemente estos mensajes, estos hechos.

Si, esa es la cuestión, tendemos a olvidarnos de lo importante y nos centramos en el cotidiano devenir estresante y aburrido, sin preocuparnos por nosotros, por los que nos rodean, por los derechos y las libertades de cada uno de los seres humanos entre los que nos encontramos.


Sonrisas de Camaleón.

domingo, 3 de febrero de 2013

¿Valores?

Hoy he compartido un enlace de unos amigos de Face (amigos que respeto y admiro, sobre todo a Vicente, por sus aficiones, por su forma de ser y de pensar, pero sobre todo por compartir lo más lindo de todo, a ellos mismos).

Era una noticia sobre una perra, una galga que se perdió en el metro de Madrid y no volvió a ver la luz del día nunca más.

Se critica al que abandona a los animales en la cuneta, se alborota cuando se publica en prensa de los cazadores que ahorcan a sus perros cuando ya no les sirven, se habla y se defiende y se alaba la protección.

Y yo me pregunto ¿La protección a qué, a quién?.......................

Hoy fue una perra,  ayer fue un lince en la carretera,  un oso en la montaña, mañana tal vez sea una persona, porque también ocurre, ya ocurrió. No estamos acostumbrados a verlo, pero sucede en nuestras calles, en nuestras vidas, y no tiene por que ser precisamente en la obscuridad de la noche, ni en los túneles del metro.

Que ha ocurrido con todos aquellos valores que nos enseñaron nuestros abuelos, nuestros padres, se han ido perdiendo generación tras generación.

Ha sido el precio que hemos pagado por la libertad, que es de todos y para todos. Hemos confundido LIBERTAD para expresarnos,  para ir a donde queramos, para hacer lo que nos apetezca y podamos permitirnos;  con LIBERTINAJE, esa misma libertad sin límites.

¿Cuál es el límite de  nuestra libertad?, ¿Dónde  acaba nuestro derecho y empieza el del otro?, Porque somos más de uno, una humanidad entera, y si no hay respeto hacía los demás, cómo puede haberlo para nosotros mismos.

Tal vez dentro de unos años, tengan que suprimir del Diccionario de la Real Academia de la Lengua, términos cómo: Respeto, educación, humanidad, ya que cada vez se oye hablar menos de ellos, ni a chicos ni a grandes.

Nos topamos un anciano que ha tropezado y no podemos permitirnos el lujo de pararnos a ayudarle, porque perderemos unos minutos de nuestro preciado tiempo y llegaremos tarde al trabajo, a tomar unas copas, ………..

Pasamos un coche que acaba de volcar en la carretera, y no damos a la tecla del móvil para llamar a Emergencias, no vaya a ser que nos entretengan mucho y luego tengamos problemas, como  ir a declarar lo que has visto…….

Vemos que un grupo de muchachos intimida a una joven y apretamos el paso para pasar lo más rápido que podamos, desapercibidos, invisibles a sus ojos y a los nuestros……

No somos capaces de proyectar en nuestra mente, que mañana podemos ser nosotros los protagonistas de esas historias, que pueden ser nuestros hermanos, padres, abuelos, nuestros hijos.  ¿Hasta donde somos capaces de llegar? ¿Dejaremos algún día de mirar a otro lado cuando se produzca alguna injusticia?

Tenemos lo que nos merecemos, la humanidad entera, sólo nosotros podemos luchar por cambiar las cosas, por cambiar la vida que vivimos, por hacer que nuestros políticos sean mejores personas, que nuestros ascendientes y descendientes cambien de mentalidad.

El mundo entero debería cambiar, tal vez  no haya un mañana, posiblemente no exista un futuro si todo avanza al mismo ritmo, de la misma forma,  que ahora esta sucediendo.


Sonrisas de Camaleón

viernes, 1 de febrero de 2013

¿Relato de Cantina?

            
Un fuerte viento sacudió la jardinera que Tomas tenía en la ventana, las flores se troncharon  y acabaron estrellándose en el suelo del jardín.
Sintió en sus mejillas la fuerza del viento, sus pupilas parecieron dilatarse al contemplar cómo salía del mar, giraba rápido sobre sí mismo, tenía forma de peonza y se fue alejando de la costa hasta que de repente desapareció en la inmensidad del océano.
Muchas veces escucho relatos sobre ellos, pero nunca hasta ese preciso momento había visto nada tan parecido a un tornado.
Fue presa de la inquietud desde aquel momento, sus pensamientos se agolpaban desbocados sin orden ni concierto, no sabía explicar porque, pero el incidente de la mañana le causaba mal presagio.
Aquella fue una tarde fría y desapacible, el cielo se cubrió de nubes, el mar se obscureció, el fuerte olor a humedad, los relámpagos iluminaban el cielo mientras el ruido sordo del trueno lo envolvía.
Quejumbrosos sonaban contra el acantilado los embates traicioneros de sus profundas aguas, sólo a  intervalos regulares una luz bañaba el horizonte, acompañando las luces de los aviones, el faro.
Leía sin poder concentrase, sentado allí frente al mar, de repente un gran resplandor iluminó el acantilado, estaba aturdido, su respiración agitada en el silencio.
Sobresaltado y temblando aún sintió un leve balanceo, apenas podía abrir los ojos, sentía el frío metal sobre su torso, no podía moverse.
Hasta donde su vista podía alcanzar había ladrillos, libros, mar y……
 -……………..Un trozo de metal asomaba por la cadera. Agitaba los brazos queriendo salir rápidamente de aquella pesadilla, pero no era una de esas aventuras que solía escuchar narrar a los pilotos en la cantina que su padre tenía en el aeropuerto.

Era la cruda realidad.

Sonrisas de Camaleón.
                                                                                                             .

Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....