Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

https://sensibilidadaflordepiel.wordpress.com volará con vosotros si así lo queréis.

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe , para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos tres años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.


martes, 28 de mayo de 2013

Silencio,,,

Sala Espera, porque se llamara de esta forma, si lo único que se consigue es desesperarse.

Paredes blancas, el color blanco es el de la pureza, aporta calma y confort,  silencio, pero al mismo tiempo frío, será por eso.

Las sillas verdes, el color de la esperanza, de la salud, del crecimiento, dicen que quien espera desespera, será por eso de que la pera es verde, y si no  es pera  y es amarillo como la manzana.
Vaya sarta de tonterías, la mente divaga, cuando permanece demasiado tiempo en un lugar como este.
El tiempo  es eterno, aquí no hay distinción entre pasado, presente y futuro. Todo es igual, la nada.
Bullicio, gente que murmulla, no se dan cuenta pero producen  más ruido que si hablaran normalmente. Es como el zumbido ensordecedor de las abejas enfurecidas que  retumba en tu  cabeza. Claramente no han leído  ó  no se han detenido a mirar el gran cartel que hay en la pared de enfrente, una enfermera con un dedo sobre sus rojos labios.
El Concierto de Aranjuez,  El Himno de Andalucía,  The  Rthythm of the Night, todas melodías de móviles que según el cartel que hay en la puerta de entrada habría que mantener apagados.
Los envoltorios de los sándwich en el suelo, la lata de coca cola  tirada en el asiento próximo, mientras una papelera   espera medio vacía junto a las máquinas expendedoras.
¿Cuál es el problema? Ninguno, para ellos no existe. Y esto ocurre en un hospital, en un colegio, en el centro de trabajo. ¿De que nos extrañamos?
Todo un respeto hacía las normas, hacía los demás. Es nuestra libertad de poder hacer lo que nos place en  cualquier lugar. Donde esta la tolerancia, hay mucha, la de los demás hacia estos inadaptados que no son capaces de tener una mínima señal de educación ni de respeto por los demás, por sus propios seres ó amigos que están allí, por los demás que no tenemos otra cosa mejor que hacer, que esperar en estas salas inmensas, blancas, llenas de desesperanza.

Sonrisas de Camaleón.

domingo, 26 de mayo de 2013

Recuerdos de Antaño


Enciendo la televisión, "Empeño a lo grande", cambio de canal, "El Jefe", después  "Car2", buena programación para la tarde del domingo. Al final apago la tele y pongo la radio, música de antes, actual, de cualquier género, que mejor opción.

Un diván junto al ventanal que da al jardín. Los trinos de los pajarillos, el olor a césped mojado después de la tormenta de esta linda tarde de mayo.

Un libro en el regazo, pero no electrónico, de papel, aunque no como los de antes, papel con tacto, con el olor a imprenta, a tinta, cosido a mano.

Dulce fragancia, el olor a canela con miel que desprende la vela  encendida que puse en la pequeña mesita que hay junto al zaguán.

El mejor acompañante mi perrita Blanca, que descansa a mi lado, con su cabecita en mi regazo cubierto con la fina manta de color malva que compre en el "Desván de la abuela", aquella tiendecita que tanto me gustaba del barrio antiguo de Barcelona. Cerro, la última vez que volví a mi viejo barrio, a mis rincones añorados, ya no estaba, un local sucio, rodeado de más locales cerrados.

Que pena, la crisis, dicen, se llevó mis recuerdos.

Aquella senda donde juntos nos divertíamos pedaleando, pasando las horas sin ton ni son, una carretera asfaltada que lleva hasta el puerto. Y aquel montículo de suave arena blanca rodeado de altos matorrales, con las mejores vistas sobre la playa desde el que vislumbramos el lindo atardecer sobre el mar, ahora una zona residencial, repleta de chalet con piscinas y pistas de pádel.

Progreso lo llaman.

Aquellos prados de cantos rodados, a los que llegábamos sin aliento, después de dejar abandonadas las bicis en un lateral del camino, ascendiendo a toda velocidad, para después de charlotear, reír, volver  sobre nuestros pasos atrás en un bucle de vueltas, rodando, sobre la hierba fresca, con algún ¡Ay! de aquellos cantos, con alguna que otra huella del paso de las vacas de nuestros vecinos.

Y  los perros que corrían a nuestro lado, al acercarnos a los cercados, el olor de las eras recién aradas. ¿Qué ha sido de ellas?

Que rico sabor el de las naranjas recién cogidas en el naranjo de la plaza, ahora una estatua de hierros retorcidos. Y las manzanas del boticario,  su casa y la  botica, ya ni existen, sus nietos la demolieron y construyeron un cómodo dúplex para poder venir en vacaciones a disfrutar de la tranquilidad del lugar.

¿Cual? ya no hay tampoco. Carreteras, coches mal aparcados que ocupan las aceras, las motos en un ir y venir frenético. La gente ya no saluda en la calle, ya ni los conoces.

Progreso, crisis, no se que será mejor, pero aquellos lindos recuerdos, mis hijos no los tendrán, no correrán en los prados, no saltaran sobre las eras recién aradas, no se bañarán en las calas solitarias con sus amigos, no podrán realizar excursiones en bicicleta por las sendas, no habrá  montículos  especiales desde los que contemplar atardeceres.

Educación,  no se encontraran con gente en la calle que les saluden sin más, que charlen, que se diviertan conversando con otras personas.

 ¿No?, Todo aquello se fue, ni tan siquiera sabemos si tendrán un futuro, sueños que poder realizar.


Sonrisas de Camaleón.


lunes, 20 de mayo de 2013

¿Te fuiste, amor?


Deseo verle,  añora mi alma,
mi mente divaga, pensamientos vanos,
sueños vacios, extraños,
nieve que arde, fuego humedo
camas de nubes, mantos de estrellas,
luceros que iluminan su rostro
ángeles de ensueño, destino apagado,
almohada humeda, sueño intranquilo,
amor perdido, cierta vez conseguido,
imposible su vuelta, aca en mi vida.

                                       Sonrisas de Camaleón.

jueves, 16 de mayo de 2013

Un día cualquiera

Un día cualquiera, el cielo estaba azul claro, las nubes blancas se  balanceaban con el  viento, una suave brisa de primavera. Las semillas de los arboles estaban acabando de brotar y las flores  daban luminosidad al todavía sepia del día con sus lindos, brillantes colores.
El zumbido del despertador   turba el tranquilo sueño en que estaba sumido nuestro cuerpo. Con desgana, los ojos aún cerrados, a tientas, lo buscamos y apagamos,  pero aún así, seguramente otro zumbido nos incordiara.

Como podemos nos levantamos y después de una ducha más ó menos breve, nuestros parpados a duras penas consiguen mantenerse  arriba.  Un  café, normalmente bien cargado es la usual costumbre que nos lleva ya más ó menos espabilados y de mal humor al coche, si es que es nuestro medio de transporte, nuestra lanzadera,  hacía nuestro objetivo  llegar al trabajo.
Los contribuidores al cuidado del medio ambiente, todavía tendrán un  rato para poder espabilarse y entonar ese mal humor, con el que la mayoría acostumbramos a despertarnos.
Un buen libro, música e incluso algunos prefieren seguir dormitando en el vagón del metro, del tren e incluso del autobús.
La zona libre de wifi  también ayuda, empiezas a  oír los primeros  wassap  de la mañana, a veces es un verdadero tostón, que nos sigue acompañando durante toda la mañana en la oficina.  En determinados momentos  cogeríamos el teléfono y lo enviaríamos directamente a la papelera de reciclaje. 
Otros, los menos,  estudiantes que aprovechan para poner al día sus apuntes y por supuesto, desde el  mismo momento que suena el despertador, las redes sociales se ponen en marcha, despiertan y se duermen con nosotros.
Dependiendo de  cómo  se nos haya dado, tendremos incluso un buen ó mal día, pero no ya nosotros, los demás que nos rodean,  porque lamentablemente  siempre hay alguien sobre el que arrojar aquello que nos sobra. Una linda sonrisa y un sonoro “buenos días” es pocas veces lo que nos encontramos al llegar a nuestro lugar habitual de  trabajo.
                                                            Sonrisas de Camaleón.

miércoles, 15 de mayo de 2013

San Isidro

Fiel a su oficio, Labrador, hoy se celebra en Madrid, San Isidro.

Lo que mucha gente no sabe es que en otros países también era considerado un santo: en Perú era representado alimentando a los pobres, a las aves, e incluso transformando el agua en vino y En Colombia era el Patrono de la Tierra.

 La lluvia nos acompaña, hoy no tendrán que rogarle sus fieles, los agricultores que faltos de agua, le dirigen plegarias,
  
Se come y se baila en la pradera.- antes tierra de secano.
 Allí brotaron manantiales “Milagros de Isidro”, después de  varios emplazamientos volvió a celebrarse allí su fiesta.-  Propiedad de la familia Vargas,  Isidro Quintana Merlo  trabajaba para ellos. Araba, labraba, rezaba y disfrutaba de su familia, todo parece ser bajo la tutela de Dios.

Vestidos de Chulapos y Chulapas, ¿Por qué? , sabéis porque se les llamaba así.
Eran los chisperos, porque su barrio era donde estaban las herrerías y se quedaron con chulapos. Y con su ropa castiza, usual en el siglo XIX,  que no típica de Madrid.

Se baila el chotis, que por si acaso alguien cree que es de origen madrileño, os contare que lo trajeron de la corte de Alemania y que la primera vez que se bailo en Madrid fue en 1850  en el Palacio Real y lo bautizaron con el nombre de Polca alemana.
Después el pueblo se ocupo de  convertirlo en uno de los símbolos de Madrid.

Y por supuesto este día no puede uno olvidarse de comer  barquillos y rosquillas e incluso la fría limonada.

Sonrisas de Camaleón.


Perseverancia?



Luz rubia y brillante
luna chiquita pero hermosa
cielo sereno pero obscuro
estrellitas blancas que no lucen
nube rojiza pero hermosa
¡que bello paisaje!
Agua clara, es turbulenta
reflejo puro, real, siniestro
Así eres tú,
mi fiel amigo,
luchador e incansable
brillante, moreno
corazoncito, chiquito mio.


¿Amas-Confias?


Nadie es dueño de nadie
sino de uno mismo.
El que qiere confia
no traiciona
No hay leyes, no hay contratos,
para no poder vivir con libertad
Cuando se ama se entrega
Cuando se ama se confia
cuando se ama se lucha
por conseguir ser tú mismo.

martes, 14 de mayo de 2013

¿Evolucionar ó complacer?

A veces nos empeñamos en querer complacer a los demás, hacerles creer que somos como  quieren que seamos, iguales ó muy parecidos a ellos.

Reafirmamos sus ideas, sus pensamientos, cuando cada uno de nosotros es un ser independiente.

Nuestros cuerpos son distintos, nuestra mente, aunque este prácticamente formada de la misma manera, también es distinta, nuestra forma de visualizar las cosas que ocurren a nuestro alrededor, en el día a día también lo son.

Aunque a veces nuestra mente consigue engañarnos y creemos entender determinadas situaciones de una manera muy distinta  a como son en realidad, nunca debemos dejarnos llevar por la idea de la complacencia.

De que nos sirve que todos los que estén a nuestro lado, cerca de nosotros, nuestra familia, nuestros amigos estén contentos, conformes con lo que ellos creen que somos.

Es cierto que nuestra sociedad, el mundo en que nos desenvolvemos diariamente, el cotidiano devenir, no es fácil, es sencillo seguir la corriente y no destacar en ningún aspecto.

Pero, donde quedamos nosotros, donde quedas tú, tú ser, tu realidad.

Esa manera de actual no es sensata, no es fiel a ti mismo. Tú eres tú, y eres como eres, guste ó no. Tus opiniones, tus creencias, tú forma de ser, no tiene por que adaptarse a los demás.

No se trata de ir contracorriente, ¡no! Va mucho más allá.

Se trata de tí, de tú vida, desde pequeños tratan de hacernos a imagen y semejanza de nuestros padres, de nuestros abuelos, tenemos que seguir un patrón y ser y vivir cómo lo hace la  gran mayoría de la humanidad.

¿Por qué?  Cuando nacemos nos tenemos que parecer forzosamente a papa ó a mama, sino, a los abuelos.

Cuando crecemos, escuchamos frases como "tiene el mismo gesto que tú cuando eras de su edad".

No tiene que ser todo así.

Cada uno de nosotros es una entidad en sí misma, independiente y día a día, debemos formarnos, desarrollarnos, evolucionar de acuerdo a nuestras ideas, nuestros sueños, nuestra vida y no conforme a la vida de los demás.

                                                                                                                  Sonrisas de Camaleón.

viernes, 10 de mayo de 2013

Te siento ausente.

Hoy al acostarme he mirado al cielo y he preguntado a las estrellas quien eras tú.

A veces quisiera decirte cuanto te deseo y lo que significas para mi, pero no encuentro palabras adecuadas para hacerlo.

Todas  parecen insignificantes, ninguna expresa lo que siente mi cuerpo cuando me rozas, cuando me miras.

La luna no está visible, luna nueva,  y de igual manera te siento  cuando no estas a mi lado y aún estando cerca estas ausente.

Esa hermosa canción que hablaba de amor, de odio, de pasión escondida y que decía tanta verdad.

Desierta estaba la noche, perdida sin luz, en las tinieblas, soledad y tristeza cubrían todo. Parpadeaba en la inmensidad lejano un lucero, sin miedo a nada, sin desfallecer en la espera.

El rumor del agua apagaba su sed y el chapoteo de las ranas su quietud.

Allá a lo lejos, tal vez un agujero negro, tal vez una nebulosa, quien sabe, tal vez, nada, sólo el silencio, la calma, el caos.

Así eres tú, mejor,  nada.


Sonrisas de Camaleón




Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....