Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

https://sensibilidadaflordepiel.wordpress.com volará con vosotros si así lo queréis.

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe y Viajamos con el corazón, para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos tres años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.


lunes, 7 de enero de 2013

"Entre el sueño y la realidad"

Suena una melodía en mi móvil, no le presto atención, seguro que es publicidad, de esa que tanta nos llega en todo momento a todos nuestros terminales.

Después de unos minutos decido hacer un paréntesis y dejar de escribir en mi blog. Al ver el emisor del mensaje, pienso que será algo rutinario, pero no podían mis pensamientos estar más lejos de la realidad.

Mientras mis ojos recorren el largo mensaje, no dejan de fluir lágrimas recorriendo mis mejillas, mi corazón palpita muy rápido, mis nervios se disparan. "¿No es posible? " me viene a la mente, mientras termino de leer.

Mi amiga Concha, la hermana de mi mejor e incondicional amiga desde hace 25 años,  Ana;  esta en el Hospital, una grave hemorragia cerebral, a mi mente vienen recuerdos:  mi padre hace un poco más de un año sufrió el mismo percance, pero no se si fue la rápida actuación, la levedad en sí de la hemorragia, ó el hecho de que nunca había sido una persona enferma,  lo que hizo que saliera adelante y con unas secuelas tan diminutas que sólo él y los que le conocemos las detectamos. En ese momento  había vuelto a nacer.

Ahora, mientras hablaba con Ana, recordaba un libro que leí hace un par de meses: “Presentimientos” de Clara Sánchez. Me impacto mucho, fue justo después de la enfermedad de mi padre.

Y mientras intentaba hacer algo tan irracional, como transmitirle tranquilidad y serenidad a Ana, vislumbraba imágenes de como había vivido yo aquella historia.  La manera en  que la protagonista vivió durante aquel tiempo que estuvo suspendida entre el sueño y la realidad, y sólo su instinto de supervivencia consiguió  guiarla hasta reencontrarse con las personas que quería.

Ese don innato que llevan algunas personas en la vida, que lo han tenido que dar todo a cambio de casi nada, que han tenido que luchar cada mañana para poder levantarse después de haber caído.

Quiero pensar Ana que Concha va a conseguirlo, Ella es fuerte, ella merece poder retomar esa oportunidad de ser feliz, que el destino le había presentado. No puede quedarse así…………….


Sonrisas de Camaleón

"Tu Yo"

Un día, de regreso a casa, cuando ya la luz del día estaba agostando sus fuerzas, vi mi rostro reflejado en aquel estanque…

Entre los paseos empedrégados, rodeado de arbustos y sauces me sentí como un pez., abrazando con mi cuerpo estas palabras de amor y de rabia, miradas llenas de alegría y tristeza, de energía y cansancio, que tantas habíamos intentado hacer naufragar en sus tranquilas aguas.

Sentada allí, mirando las torres del palacio,  pensaba y reflexionaba sobre el cotidiano devenir.

Quería poder gritar sin voz aquello que sentía en el fondo de mi corazón.

Alce la vista y pude contemplar la luna, con sus misteriosa sonrisa envolviéndome y entonces me sentí capaz de evitar ese acostumbrado eclipse en que la monotonía envuelve nuestras vidas.

Y custodiados allá en la inmensidad del universo,  los más íntimos sentimientos, profundos sueños, de esas locas maravillosas capaces de amar la vida que a veces tan lastimosamente les castiga, de llamar las cosas por su nombre, de soñar, de tener ilusiones para un mañana, de mirar a la vida de frente con una amplia sonrisa.

………………..Y aún quedarle fuerzas para decir en voz alta y serena:

“Qué hermosa es la vida”


Sonrisas de Camaléon.

"Mi Mundo"

La luna brilla en el cielo, en ese obscuro pero a la vez brillante manto que envuelve el mundo, el universo entero. Algunas estrellas se pueden divisar a simple vista, pero sólo una destaca; es mi lucero que enciende la llama de mi vida, llenando mi corazón de sosiego y quietud.

Esos puntos diminutos de luz siembran nuestro planeta de algo tan abstracto como la esperanza de un futuro en el que reine la paz y la armonía.

Con el telescopio se pueden observar perfectamente las manchas lunares, son tantas que casi es imposible contarlas, no sera lo que estoy viendo el fiel reflejo de la tierra en un futuro.

El mundo en el que vivimos es como un inmenso teatro con un gran escenario, la vida, de la que nosotros somos autores, actores y público: lo abarcamos todo.

Cada mañana al despertar empezamos a maquinar como va a ser el día. Nos colocamos nuestra mascara al salir de casa y no nos desprendemos de ella hasta que volvemos a nuestro querido hogar (a nuestro refugio),  en el que nos sentimos seguros y podemos ser nosotros mismos, decir lo que sentimos, hacer lo que pensamos y queremos.

¿Por qué? Es quizás, el miedo a defraudarlos, de que nuestra forma de ser no les guste, o es simplemente por que nos exigimos demasiado a nosotros mismos.

La sociedad en que vivimos, creada por nosotros mismos es cruel y selectiva. Es un mundo de frialdad en las relaciones humanas que estamos obligados a mantener.
Establecemos buena relación con aquellos que nos rodean, evitando a los que pretenden agredirnos, fingiendo no tener afectos.....

¿Habría que estar loco para vivir al margen de tanta falsedad?. Puede que si.
Pero no es la vida una gran locura. Sólo los locos parecen saber hacer las cosas por amistad, sin interés. Sólo ellos ven belleza donde sólo hay pobreza o enfermedad. ¿Son sus valores los que pueden darnos una vida llena de paz y tranquilidad?.

Es algo tan sencillo como sentir que lo eres todo, sentir que eres capaz de enfrentarte a todas las situaciones,  que no vas a dejar que nadie ni nada te hunda, te humille, te prive de ver, de disfrutar esas cosas maravillosas y tan menudas que a diario nos rodean y no somos capaces de ver.

Nuestra vida se convierte en una continua rutina en la que no hay lugar para sentimientos. 
Por las mañanas,  cuando el sol aún no ha comenzado a salir chirrían los cláxones de los coches, y todos marchamos con prisa, cómo si fuéramos máquinas programadas para llegar a su destino. 
Los ladrones hacen su agosto en los tubos negros del metro, mientras a empujones sin impórtanos nadie ni nada conseguimos abrirnos camino hasta ese asiento que había quedado libre.

¿Que fue de la Educación y el buen sentido? ¿A que llamamos Civilización?

Los malos sentimientos anulan la libertad provocando comportamientos indeseables que fácilmente nos llevan a un mundo sembrado de discordias y desconfianzas…

No es precisamente el mejor abono para que florezca la paz y la armonía, el buen sentir y  todo aquello que añoramos de aquellos viejos tiempos.......................

¿Será tan difícil?.

Sonrisas de Camaleón.


Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....