Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" "Mundos de papel" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe , para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos casi 7 años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.

Buscarme "Seresilencio"

Una muy larga novela será creo lo próximo que llegará durante este obligado descanso, entre momentos que obvio dolores, con calma y quietud.

sábado, 27 de abril de 2013

¡Amigo mio!

Pepa, te has ido muy lejos, "Así puedo contemplar mejor a mi amigo". Ven, dame tu mano, quiero sentir el calor de la amistad.
Son las últimas palabras que cruzamos el lunes 22 de Diciembre de 2003, le deje charlando con su compañero de habitación, "Asturiano", nos había deleitado José Luis con unas canciones asturianas y yo me había emocionado cuando entono esa canción que el sabía me gustaba tanto "Angelitos negros" de "Antonio Machín"
Él conocía la manera de  hacerme vibrar, cuando tomábamos café y nos mirábamos simplemente a los ojos ó charlábamos de nosotros, del mundo, nos transmitíamos esas sensaciones, esa energía viva, esa chispa que el tenía. Una amistad entre un hombre de 60 años y una mujer de 36 años, que extraña, ¿verdad? pero sincera, limpia y muy especial.
José Luis como todos, tenía sus pros y su contras, machista, muy radical, carácter fuerte.... pero su corazón era tan grande como su estatura, lo suplía todo.
Compartía con cualquiera que quisiera escucharle sus vivencias, sus anécdotas, sus aficiones, sus creencias y si estabas dispuesto, iba aún más lejos, te enseñaba todo aquello que había aprendido.
Era un hombre polifacético, había contemplado la belleza del fondo marino, haciendo submarinismo, así empezó su afición por conocer el mundo de los peces y monto grandes peceras.
Desde el cielo había captado la tranquilidad y la grandeza de las montañas, valles, ríos y costas del norte, mientras tomaba sus clases de  vuelo, para obtener el título de piloto.
Conocer, viajar si podía ser en vivo, sino a  través de las páginas de los cientos de libros que llenaban su biblioteca, de sus videos.
Una persona conocedora de temas tan diversos como música, literatura, peces, floristería, submarísimo, aeronáutica, pintura (había empezado a hacer sus primero pinitos, un bodegón que no había resultado del todo mal) y por supuesto sus Belenes, muchos aprendieron con él en la s breves clases que dedico a sus compañeros de trabajo, a pesar de estar ya jubilado. Pero sobre todo su familia.
Eran una verdadera piña, sus hijos, su mujer, sus nietos, y los numerosos amigos, vivía con y para ellos y juntos procesaban una fe muy especial, a la virgen del Rocío, seguramente allí descansen sus cenizas.
Yo no tengo claro, si el cielo existe, pero él si.
Se que donde Dios quiera que este, estara dando mucha guerra.
Su vitalidad no tenía fin. Tenía tiempo para todas y cada una de sus aficiones para su familia, para sus amigos para la diversión.
Habrá puesto a todos a trabajar para él no existían  palabras como: Pereza, Descanso….

Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....