Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

https://sensibilidadaflordepiel.wordpress.com volará con vosotros si así lo queréis.

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe y Viajamos con el corazón, para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos tres años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.


viernes, 30 de enero de 2015

Versos.......


video

Si tus versos fueran míos,
 Calor de mi regazo
Al ritmo de mi corazón
Llegan besos que suspiras
Deleitan tus sensuales letras
Aspiran a raudales mis sentidos
Por tener tus palabras en mis labios
Perturban tus renuncios a la vida
Sensual, sutiles tus acentos
Pasión en mi piel rubrican
Líneas finas, impresas
Infligen deseos prohibidos
Desatan pasiones inusuales
Despiertan, dan esencia a nuestra vida.


Texto: María José Luque Fernández.
Cuadro de Daniel F.Gerjatz- Titulada "Captivate"

Córdoba, Montilla........Andalucía querida...........


Rezuma por sus esquinas los olores a Azahar y jazmín, el susurro de castañuelas, el jaleillo del taconeo, todo alegría y pasión. 
¿Quien no conoce Andalucía por sus gentes, sus pasiones, sus vinos, sus ferias....?


Córdoba, Montilla....... Alegría de colores, diversidad de flores,  en sus patios sus generosos nos refrescan del calor en la mañana y nos regocijan la vista.
Restos de culturas antiguas y pasiones escondidas....
Noches de fino (probad el dulce de Pedro  Ximénez) y bailoteo, paseos tranquilos a la vera del río, entre sus calles y paseos, versos de poetas susurrando en tus oídos, pintores que te muestran  el amor a sus mujeres.......................
Que lindo lugar para disfrutar............. sin dudarlo...........

María José Luque Fernández.
Montaje realizado con Scrapee.net
Algunas de las fotografías de José Luque Delgado



lunes, 26 de enero de 2015

Suspiros....



Clave de sol sobre mi pecho

colores en mis pupilas
sonrisas escondidas
mejillas sonrojadas
latidos desbocados
sin orden ni concierto
calles medio vacías
esquinas solitarias
Café con tu mirada
refleja tus deseos
música tus palabras
gozo son tus caricias
dedos que se deslizan
mi pecho música escucha.

María José luque Fernández.
Fotografia: Gentileza de bancodeimagenesgratis.com

domingo, 25 de enero de 2015

Esencias



Susurras, viento canalla

esencias de jazmín 
rellenas espacios vacíos
enlazas mis recuerdos
mezclas tus pasiones
inundas sensaciones
rincones olvidados
senderos peligrosos 
vertientes enfiladas
aguas alborotadas
despiertas confundida
aromas de jazmín
destilan en tu almohada
la noche de pasión
marchó apresurada.

María José Luque Fernández.
Fotografía: Gentileza de bancodeimagenesgratis.com

viernes, 23 de enero de 2015

Concurso de Microrrelatos "MICROLOVE II".- 2º relato.


Locura.......

Se mordía el labio para no gritar, la sangre goteaba despacio a través de la comisura de sus labios. 
Permanecían enredados en su  cintura los jirones de su vestido rojo purpura. Ella sollozaba mientras él  la contemplaba en silencio.

Aquella noche estaba preciosa, la luz de la luna llena daba vida a sus ojos color esmeralda.

Cautiva de mis sentimientos no fue capaz de ver más allá. Aquella luz difusa me atrajo sin quererlo.

La amaba con locura y ella me incitaba cada día un poco más ¡Sí!  Ella tenía la culpa. Esa piel blanca, sus labios carnosos, sus pechos erguidos. Ella me provocaba y lo sabía.

Aquella ridícula fiesta, unos antiguos compañeros del colegio. ¿Sí, ya?  Todos la sobaron mientras bailaban, ella era demasiado permisiva y eso no me gustaba nada. Era sólo para mí.

No pude evitar vomitar, aquello me puso enfermo, un festín de lujuria sin fin, no voy a permitirlo.


Pondré fin a este infierno y ella sabrá, de una vez por todas,  cuanto la amo.......


María José Luque Fernández.

Concurso de Microrrelatos "MICROLOVE II"


Monólogo de  .............  alguna mujer......


Mi vida, tu vida, ¿Qué más da? ¡Déjame ya en paz! No ves que lo único que consigues es estropearlo cada vez más.

No te soporto. ¿No lo entiendes? Déjate de rollos estúpidos.

¿Cómo vamos a devolver la magia a nuestra relación? ¿Qué relación?

Vienes cuando quieres, cabalgamos juntos alcanzando el éxtasis, divino ¿Verdad? Si  ¿Y?  Eso es lo único que nos queda.

Y después  ¿Qué? Desapareces.

Un mensaje: “Estoy bien”, ni de eso eres capaz.  

Comunicación,  una relación es algo más, no solo cama. Unas risas, charla, una peli y un revolcón.

Sí,  me vuelves loca en la cama, bueno no necesariamente allí, en cualquier lugar, momento pero……

Cuando tú quieres llegar ¿Verdad? Pues no, ¿Y yo que? Cuando a mí me apetece ¿Qué? ¿Dónde estás? Ni idea.

¡Déjame! Vete y no vuelvas,  y no llames, ¡Eh! ¿Para que te digo eso?  Si no lo haces nunca.

Bésame, llévame hasta el cielo, extrae de mi cuerpo ese hastío, ese odio, deleitame con tus caricias, embriágame con el perfume de tu piel, despierta mis sentidos dormidos con tu ardiente lengua explorándome.

¡Vete ya, si!  Pero vuelve, y no tardes tanto. ¿Nuestra relación?

Vete al carajo, anda no me hables más.


María José Luque Fernández.

lunes, 19 de enero de 2015

Parque Nacional de Monfrague.- Extremadura.- España


Me produce un poco de tristeza volver a este lugar y no poder caminar por los senderos que tan gratas sensaciones produjeron cuando su protección no iba más allá de Parque Natural.

Ahora, desde hace relativamente poco tiempo,  son zonas protegidas y no se puede acceder a ellos.

Miradores secretos, especialmente ideales para poder observar y fotografiar a los buitres negros.



Atalayas desde las que la vista sin problema alcanzaba a divisar al zampullín distinguiéndolo por su elegante silueta y su cuello largo, mientras bucea en las claras,  a veces verdes aguas enjauladas del río Tiétar,  acompañando a los cormoranes  que toman su delicioso baño de sol posados en unas ramas o en las rocas,  en cualquier zona del curso del río.

Recovecos del río aún sin embalsar donde las nutrias se esconden del importuno, molesto visitante. 

El ciervo pastando tranquilamente en primavera o peleando bruscamente durante el otoño en la berrea.

La Cigüeña negra incubando en su nido, lugar secreto que jamás desvela,  cuando su pareja sale a buscar sustento, esquiva del ruido y el gentío. A veces,  arruinados por los continuos llenados, dicen que mal gestionados, del embalse de alcántara.

El pequeño o gran lagarto, con su lindo verdiazul  tomando el sol,  escabulléndose entre los matorrales o las rocas en cuanto un descuido denota nuestra presencia.

Acercarte a la orilla del embalse, ahora inaccesible y frente a las montañas esperar con impaciencia que el Martín pescador te deslumbre con su arte y sus colores, mientras  saca del río su atesorado sustento.

El lindo elanio azul, esa pequeña rapaz que nos sorprende, con su cola en alto,  en la rama del olivo buscando algún pequeño mamífero o reptil con que llenar el estómago.

Caminar entre la jara común y la jara pringosa, cuya resina, el ládano antiguamente usada como bálsamo medicinal, hoy curiosamente es utilizada como fijador. 

Deleitarse la vista en primavera cuando se poblan de flores rosas unas, blanca las otras.

Un verdadero bosque mediterráneo con su encinas, alcornoques, acebuches, fresnos y alisos.

Cruzar uno de sus puentes de madera,  en un antiguo sendero,  inundados, con las aguas a nivel de la cintura, sólo por el placer de  querer hacerlo, mientras  divisas el nada atractivo sapo corredor en las arenas  de las orillas.

Subir la pendiente que nos separa de la cumbre donde se encuentran las ruinas del castillo, atravesando  un espeso bosque de  quejigos, alcornoques, madroños y brezos y  sentir sobre nuestras cabezas el  vuelo del asombroso  Águila imperial.


En la noche entre las sombras, el canto del búho real, las ramas que crujen por doquier, las ranitas de san Antón que  salpicando el agua reclaman nuestra atención, el olor penetrante de un zorro que se intenta escabullir.

Un sinfín de rincones, paisajes, aves, mamíferos, reptiles, un lugar que debes descubrir caminando despacio y con todos los sentidos en alerta para disfrutar y deleitarte de todas y cada una de las maravillas que te ofrece este lindo lugar.

DATOS PRÁCTICOS:

El Parque Nacional de Monfrague está situado en la Comunidad Extremeña,  en la provincia de Cáceres. Su acceso es fácil desde Cáceres, Navalmoral de la Mata, Trujillo o Plasencia.

El Camping de Monfrague, un lugar tranquilo donde pernoctar en armonía con la naturaleza.

Cenar en cualquier pueblo de los alrededores, no dudes que te brindarán su hospitalidad y alojamiento.

Comer, igual, pero lo mejor es llevar en tu mochila un bocadillo, unos frutos secos, fruta, algo dulce, chocolate por ejemplo y  completar tu jornada en el interior del parque.

Podéis visitar el museo y el centro de visitantes, si no conocéis el lugar, os pueden dar una pequeña visión del parque y explicaros algunas de las rutas que podéis realizar.

Unas botas mejor que deportivos, hay muchos guijarros en los senderos. 

No olvidéis llevar agua. 

Si os acercáis en verano, recordar que hará mucho calor, por tanto nuestra mochila deberá llevar también:  Protector solar y gorra.

Los mejores momentos, a mi parecer, en la mañana temprano y en la tarde, cercano al anochecer.




Texto y Fotografías realizadas por María José Luque Fernández.

La Ciudad De Las Cien Torres.- Praga.


Salimos a media mañana, era un viaje programado con varías compañeras del trabajo.
Unos meses antes decidimos viajar a esta peculiar ciudad incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1992 como Capital Europea de la Cultura.
La compañía checa nos ofrecía unos precios muy interesantes.
La salida se pospuso hasta un miércoles a las 13:00 horas, no había demasiada gente en el aeropuerto y sin problemas embarcamos en nuestro vuelo.
Una corta hora de viaje muy agradable, durante el cual revisamos nuestras anotaciones, disponíamos de poco tiempo para ver tanto.

Ya en vuelo, mis ojos asombrados no podían dejar de mirar tan maravilloso accidente de la naturaleza, “Los Alpes” corría el mes de Febrero y la nieve lo cubría todo.

Apenas permanecimos medía hora en el aeropuerto Internacional “Ruzyne” de Praga, pasamos los controles, nos sellaron los pasaportes y  rápidamente nos dirigimos a la salida. Estaban a punto de entrar en la Unión Europea, no sé si aquello realmente influía en la buena organización que existía.

El autobús nos esperaba, la típica visita panorámica y toda una gran ciudad para nosotras solas, nos dejamos sorprender por la belleza de sus rincones insólitos, llenos de magia.

Nos encontrábamos en la Ciudad Dorada, cinco antiguas ciudades bañadas por el río “Moldava”.

La noche llegó y el centro de la ciudad donde se situaba nuestro hotel lleno de encanto “Leonardo” (situado en Karoliny Svetle, 27). Cómodo, elegante y afable, se torno un cuento de hadas, iluminado por cientos de luces: la plaza con gran parte de “Las cien torres”, las agujas de las iglesias.

El cercano barrio Judío “zona Josefov”, llamado así como reconocimiento al gobernante José II, que permitió la integración de los judíos a la vida de la Ciudad.
Su origen se remonta a las comunidades judías de la edad media. Merece la pena perder un poco de tiempo para visitar el sorprendente cementerio donde dicen hay más de 100.00 cuerpos enterrados ya que durante mucho tiempo era el único lugar donde se permitía enterrar a los judíos. Sin olvidarnos de las sinagogas, como la española de estilo morisco.

Decidimos comenzar bien la mañana, con energía, una coqueta cafetería en la Calle París (centro del Praga elegante y lujoso) cerca del hotel nos esperaba.

Sus paredes llenas de cuadros con coches, vestidos, cantantes de antaño. Nuestra sonrisa estuvo a punto de borrarse cuando la paciencia se nos iba acabando en la larga espera para que una camarera nos atendiera. Desayunamos tarde, poco, mal y caro.

En nuestras manos el plano de la ciudad, la cámara dispuesta para un rally  fotográfico. Empezamos a andar, queríamos impregnarnos de todo.

Algunos visitantes utilizaban el tranvía  para acceder a la parte más alta de la ciudad. (En este caso el nº 22, si pensáis usarlo debéis adquirir un billete o abono en estancos o kioscos. Existen abonos diarios con una validez de 24 horas y otros de 3 a 5 días su precio oscila entre 300 y 500€. Los niños viajan gratis hasta los 6 años de edad. Si preferís desplazaros en taxi, cuidado con las tarifas son un poco altas, siempre confirmarlas antes de subir).

Nosotras decidimos cruzar el Puente de Carlos IV,  con 500 metros de largo y 10 de ancho, utilizado como paso de carruajes con 4 carriles paralelos, y que actualmente es peatonal,  comunicando la Ciudad Vieja con Malá Strana, junto al Castillo de Praga
No nos arrepentimos lo más mínimo, 30 estatuas se sitúan a los dos lados, entre ellas la de San Juan Nepomuceno quién fue lanzado  al río por orden de Wenceslao IV en 1393.
Pequeños puestos de artistas como avanzadilla a la Torre Pólvora que acabó siendo un laboratorio de alquimistas.

El encanto radica en sus callejuelas donde cada edificio esconde una sorpresa, en el patio de Karmelitska, 25 se encuentran los jardines de Vrbovska Zahrada por una entrada módica de 2 €.

Y al salir nos topamos de frente con la Iglesia que aguarda el famoso "Niño Jesús de Praga", la imagen más querida y venerada de la ciudad. 

Un pequeño repecho y ante nuestros ojos la muralla, dónde lo clásico se mezcla con el vanguardismo
 en un recoveco una estatua de lo más moderna "Una calavera", no pudimos resistir la tentación de retratarnos con ella. Y de repente sin apenas darnos cuenta estábamos en lo más alto de la ciudad. 

Otro tiempo emergió cuando traspasamos la puerta de entrada al Castillo, una autentica fortaleza medieval, donde se ubican el Palacio Real y la Basílica de San Jorge.
Su construcción comenzó en el Siglo IX y ya desde entonces fue residencia  de los Reyes de Bohemia, pasando en 1918 a ser la Residencia del Presidente de la República Checa y actualmente aloja el despacho de esta autoridad.

La Catedral de San Vito, un gótico impresionante, imperdonable olvidar su visita si has estudiado o te apasiona el arte, la perfección de su magnifica construcción con dos de las torres más altas de la ciudad, las puertas fabricadas en bronce.
Alberga en su interior la tumba de Wenceslao IV (el rey bueno) y las Joyas de la Corona. No hay mejor lugar que éste para celebrar la coronación de los reyes de bohemia.
Si estáis en forma unas escarpadas escaleras de caracol suben a las torres desde donde se divisan las mejores vistas de la Ciudad.

En la biblioteca del Monasterio de Strahov se guardan libros hechos de madera de árboles autóctonos. Lugar misterioso en cuyo restaurante podemos disfrutar de una calma y quietud sin igual por unos 20€.

Y sin saber como nos encontramos en el Callejón del Nuevo Mundo, un conjunto de casas medievales ancladas en el tiempo. El Callejón del oro,  una calle estrecha con casitas de colores expresamente construidas  en los muros del castillo para los 24 guardas siendo habitadas posteriormente por los Orfebres.

Después en el siglo XIX fueron habitadas por mendigos y delincuentes, pasando a principios del XX a ser tiendas de marionetas, cristal y otras cosas típicas.

Como curiosidad en la casa nº 22 vivió entre 1916 y 1917 Franz Kafka.

Nada tiene que envidiar la Ciudad de las Cien Torres a la Vía Bagutti romana o la Old Bond Street londinense, el ambiente que se respira es tan exquisito y exclusivo en la Calle París o en Na Prikopé.

Si eres un amante  de la música y no te preocupa el dinero ( unos 200€) no olvides reservar al menos dos horas, al atardecer para subir a los tejados del hotel  Aria situado en la calle Trziste, es una experiencia totalmente inolvidable.

En la zona de Kampa en la rivera del Moldava, encontraras modernos y sofisticados restaurantes  como Kampa Park o cervecerías tradicionales como Vojanuv Dvur.
  
Para cenar las típicas salchichas por 1 €, nos acercamos a la Plaza Wenceslao, el corazón de la ciudad nueva “Nove Mesto”, donde encontramos el Museo Nacional que puedes visitar por 3€, nuestro limitado tiempo nos obligó a desechar la idea, nos hicimos la foto típica de grupo bajo la estatua ecuestre de San Wenceslao.

Después del café, marchamos hacía Havelska, el mercado al aire libre más grande de la ciudad, todo es excitante, curioso, original, y desde allí un pasadizo nos transporta hasta un mundo mágico, el jardín secreto de los Franciscanos.

Al atardecer después de cambiarnos fuimos a probar la cerveza negra a la Cervecería más antigua de Praga.

El bullicio que no encontramos en las calles desiertas, lo vimos allí. Nos invitaron a unos vasitos de un licor riquísimo, que junto con la cerveza, era un cóctel explosivo. Deleitaban el momento músicos con sus acordeones y violines, agradecimos las canciones populares españolas y les acompañamos con nuestros canturreos.

A la mañana siguiente, muy temprano sin tomar café, nos dirigimos al rastro de Rijna Nam.  Allí  compramos magnéticos para la nevera con paisajes de la ciudad. Nos asombraron las tallas en estaño de la Catedral. Y no pude vencer la tentación de traerme una marioneta de Pinocho que me costo 12€.

Unas lindas tallas de cristal con el Reloj Astronómico, una flor a todo detalle y la bailarina fueron los regalos elegidos como recuerdos de esta mágica ciudad.

Agotando las últimas horas de nuestra corta estancia, nos encaminamos a la Plaza de la Ciudad Vieja, donde se encuentra el Ayuntamiento y en el mismo edificio, el Reloj Astronómico también de origen medieval.

Fue construido en 1490, y las leyendas populares dicen que al Maestro Relojero Hanus le dejaron ciego para evitar la construcción de otros relojes similares.

Este peculiar reloj consta de tres partes: En la esfera inferior se representan los meses del año (4 pequeñas esculturas “un filósofo, un ángel, un astrónomo y un orador)   y los signos del zodiaco. En el centro, el Escudo de Armas de la Ciudad Vieja.

La esfera superior representa las órbitas del Sol y de la Luna. Lo más atractivo para todos los turistas es el desfile de los doce apóstoles que tiene lugar cada vez que el reloj marca las horas, comienza el desfile con un esqueleto “la Muerte” que tirando de la  cuerda, da paso al resto. Además hay cuatro figuras adicionales: el Turco, la Avaricia y la Vanidad.

La comida fue un punto negro en nuestro viaje, Comimos mal y muy caro. Probamos el plato típico “el goulash” estofado de carne con vegetales. Cuidado al pedir la cuenta, exigir el ticket y que este detallado. Te ponen el total e incluyen la propina en la misma. No cometáis el error de dejársela otra vez. 
La penúltima noche decidimos buscar algún pequeño restaurante donde comer unas ensaladas.

Los pragenses en general muy secos, incluso rayando la antipatía. No por ello dejaría de volver a está ciudad en la que cada rincón, cada casa respira magia.

Nuestra última noche la reservamos para  dar un paseo romántico en barco por el río Mondalva con cena, música y entradas para el Teatro Negro (Teatro Ta Fantástica situado en  Karlova, 8, Stare Mesto).

No podéis acabar el viaje sin ver una función de este original teatro.  Su magia te llena en el silencio de este teatro mudo en el cual los actores sin voces, acompañados de música, te transportan a un mundo de los sentidos sin precedente alguno.

Al salir del teatro y para terminar bien el viaje, acercarnos al margen del río, los antiguos molinos de agua, que te recuerdan una pequeña Venecia. Y tomar la última copa cerca del hotel en un pequeño Pub de copas, nos llama la atención su carta, originales nombres para sus cócteles con o sin alcohol, a gusto del consumidor.

En la mañana muy temprano antes de dirigirnos al Aeropuerto, nos permitimos el lujo de una sauna y un baño en su piscina, llena de encanto, allí mismo junto al agua tomamos café y nos preparamos para la vuelta a la realidad, a nuestra ciudad de origen.

Cuatro intensos días llenos de emoción y sorpresas, seguro que quedan muchos rincones para un futuro viaje.


Fotografías y texto de María José Luque Fernández

jueves, 15 de enero de 2015

¿Magia?


La magia estaba presente
caritas cuyas pupilas dilatadas denotaban asombro.
Luces, música, embaucan el alma pasajera
personajes de todos conocidos les preceden.
Tres rostros tan dispares desbordan por doquier
 ilusiones, risas, incluso llantos.
Un paseo interminable.
Una noche de impaciencia, reina del ambiente.
Me observabas, lo sentí, me gire.
Tu mirada tranquila me turbo.
Sonreíste,  un caramelo se estrelló en mi rostro,
tu mano rozo la mía y un caramelo dejaste.
Me embriago tu magia,
baje la vista y te esfumaste,
Regresaste con tu carisma.
Una foto y una sonrisa me robaste.
Yo me quede con ella, con tu mágica mirada.
Escudriñe la noche más tú  no estabas.
El aire preguntaba tu nombre
 más tú no escuchabas.
Tal vez lo soñé,  mágica  noche.
Más recuerdo tu rostro y lo busco a mi vera.
 Más tú no estás presente


Texto de María José Luque Fernández.
Cuadro pintado al Oleo por Noelia Calvo Luque.

sábado, 10 de enero de 2015

Mi Alma ....


Te llevo en mi sangre, Córdoba querida
Remonto la vista y el caudal 
que entre tus costillas confluye
 ¿Sí? Tu querido río, me embruja.
Deleita al paseante, 
cuyos pies osan cruzar el puente
allá corona, reina mezquita árabe
en su patio de naranjos, 
a cuya sombra te cobijas,
sin duda,  me esperas, desesperas.
Árabes, Romanos son tantos tus secretos 
naufragados en sus aguas, 
empedrados en tus calles.
A hurtadillas a la tierra van robando 
pruebas de amanecer glorioso.
El alma, la tuya, sin pena ni gloria, 
te espera, naufraga en sus claras aguas, 
altaneras sus almenas, luz de luna ilumina, 
la vida, tu alma viajera, 
despierta  Córdoba querida.



Texto e imágenes de María José Luque Fernández.

Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....