Translate

GRACIAS.- OS ESPERO EN MI NUEVO BLOG.-

https://sensibilidadaflordepiel.wordpress.com volará con vosotros si así lo queréis.

Mi segunda novela "Héctor, el niño que supo decir "NO" ,Un nuevo libro de cuentos"Llueven sonrisas, ¿Vienes?y los poemarios "Los camaleones también lloran" y "Cálidos vientos" ya en Amazon

Quedan abiertos Sonrisas de Camaleón, Los Cuentos de Noe , para los que queráis leer, son tantas las letras, los momentos y el sentir vertidos en estos tres años en estos rincón.

Besos y sonrisas miles, Gracias sin sus lecturas no habrían existido mis letras.


lunes, 30 de noviembre de 2015

Ayer, hoy... Bucle sin sentido, de una odiosa sociedad mecanizada, sin sentimientos

 
Disculpa querida, hoy me retrase.

Ya voy tarde, con prisas, mi reloj, ese que me quite hace años, en ese

 no querer ver marchar el tiempo, no tiene pilas.

No me sirve de mucho, ya veo que todo rueda en su efímero devenir.

En unos días marcharás, me queda el consuelo de volver a verte, no 

como ocurre con otros amigos que vuelan para no volver.

Estás linda aún más, chica, yo...

Un poco de maquillaje, poco, ya sabes que para eso también soy 

rebelde, un poco para cubrir los rastros de ese ya habitual insomnio.

Bueno, te dejo. Se me hizo realmente tarde.


COMPILANDO BASE DE DATOS....


Error ......



...



Fecha errónea. . Ese dia ya pasó. ..



Introduzca nueva fecha. .....



Error...error....


Marijose.- De camino al curro.- Aún dormida.

Quiero ser yo, sin más, sensible, humana, no una máquina que cada mañana repite la

misma cantinela, el mismo camino, la misma rutina para después perderse en el hormigon

y el asfalto. Sentir es lo único que queda del ser humano, sin duda.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Sueños de hoy........ Reseña para publicación.

Sueños de hoy, recuerdos de ayer para mis niños.- 2015

Soledad Luque Delgado
Profesora de la Fundación Ortega-Marañón y de la Universidad de Middlebury.

La lectura de Sueños de hoy, recuerdos de ayer para mis niños nos envuelve en una suave gasa de algodón azúcar que nos endulza los sentidos.

De nuevo, María José Luque Fernández, después de su primera obra publicada, Letras Enlazadas, Sonidos y Cadencia, nos brinda la oportunidad de disfrutar de una poesía llena de frescura, de versos de rima libre, casi prosados, que recuerdan la  prosa poética de Juan Ramón Jiménez en Platero y yo.

Esta obra, que se define como poemario infantil y juvenil, no excluye a los lectores adultos. Es más, hay poemas que a los que superamos los cuarenta nos transporta a nuestros juegos infantiles y a costumbres de cuando éramos niños, cuando la magia era la parte más real de nuestra vida. Esa parte, quizás más dedicada al público entrado en años, es donde aparece la presencia de la propia autora con la nostalgia de los recuerdos del ayer.


Podemos percibir en estas páginas una invisible línea temporal que une ese pasado nostálgico, con 
un presente lleno de alegría infantil junto a su hija Noelia en entrañables juegos, y que auguran para las dos un futuro compartido. Y ese trayecto vital aparece arropado bajo el manto de una delicada visión maternal.


Acompañan a los poemas de la autora los dibujos de tres jovencísimas artistas que son el complemento perfecto a este viaje al mundo de la más hermosa fantasía, lleno de la ternura que María José sabe como nadie regalarnos.



Gracias, por emplear tu tiempo en mis letras y por escribir esta reseña que me llena de emoción.

Ella, yo?

Blanco manto envuelve tu piel
serena mirada te acompaña
candil de luz que alumbra tu mañana.
Cada noche sales a su encuentro
y deleitas sus sentidos.
En la penumbra del bosque
entre las sombras dispersas,
las caricias se hacen nombre
retornan emociones.
Fluye la vida sin esperas
se diluye la presteza 
en que la vida envuelve momentos.
Marchas antes del alba
envuelta en su manto blanco
mientras él te observa entre las ramas
perderte en su locura
amante de la noche
Blanco manto de raso 
entre tus ojos se pierde.
Marijose.- 

Popurrí para Gloria Fuertes

Hace unos días fue el aniversario de la muerte de una gran poeta, en toda su extensión.

Mi gran pequeña poeta: Gloria Fuertes.

Son muchos sus poemas, yo los leo y los releo, imagino que algo se queda de su alegría y su niñez en mi alma, en mis letras, junto con Miguel Hernández, mis preferidos.

Por eso, tal vez, me animé a escribir poemas para mis niños, aunque ya de vez en cuando lo hacía.

Hoy releímos mi niña y yo algunos de los pequeños y de los grandes. 

Los buscamos en Youtube y entonces dijo: "Mama y si montamos un vídeo de un poema suyo, ¿quieres mama?"

Y a mama, que se le cae la baba, cuando la ve, pues que va a decir..... madre mía, con el lío que tengo yo ya.

Espero os guste este pequeño "Popurrí de Gloria Fuertes" para los pequeños.

Marijose y Noelia.

Reseña de un lector anónimo a mi poemario "Sueños de hoy"

Cayó en mis manos un buen día el poemario de la autora. Comencé, como quien no quiere la cosa, a hilvanar poemas consiguiendo las páginas que mi atención, originariamente dispersa, comenzara a disfrutar de las gráciles palabras y los juegos que me sugerían los versos.
En un versolibrismo que engarza plenamente con la poética whitmaniana y el uso libérrimo y acompasado de Lorca, en su Poeta en Nueva York, podría enmarcar esta pequeña gran obra que reseño en estos momentos. Sus versos no necesitan métrica ni anclaje rítmico para fluir ya, que son ellos mismos los que generan la cadencia que permite adentrarse en cada una de las frases y disfrutar con lo que María José Luque nos cuenta en su poemario.
De gran originalidad todos y cada uno de los poemas, no recurre la autora al tópico sencillo sino que, con su diestra y bien trenzada pluma, va desgranando su particular poética infantil. 
Altamente recomendable, no sólo para los pequeños, sino para los adultos. El presente poemario representa un maravilloso material para hacer más grata la lectura y podría, a mi juicio, utilizarse como guía de cuenta-cuentos con el consiguiente disfrute de niños y adultos.
Una pequeña joya, en suma. 

Gracias amigo.
Sobre el día 12 de Diciembre estará a la venta en Amazon.



La Princesa de mis sueños


Unos grandes jardines se divisaban desde allí , eran inmensos, realmente hermosos, la lastima era que pocas veces tuviésemos acceso a ellos los ciudadanos de esta a veces desagradable, contaminante, absurda gran urbe, aunque ello no quita que tuviera sus pequeños encantos por ahí escondidos en la capital pero muy bien ocultos como un valioso tesoro para evitar ciertos malos deseos.

Desde ellos,  se podían distinguir claramente esos lindos cisnes, esos pequeños peces que refrescaban su cuerpo, bañándose, jugando en las limpias aguas de nuestro querido río, en un tiempo sucias y contaminadas, ahora sin embargo daban un toque muy especial a este lugar tan céntrico.

Todo en ella era majestuoso, pero esta zona en particular era distinta del resto, si muy diferente.
El palacio sus jardines su río, el estadio, la iglesia, todo parecía haber sido diseñado de una forma muy especial, todo ello tenia exactamente eso un encanto muy especial.

Muchas tardes hubiese deseado dejar todo de lado  escapar a adonde allí a esos jardines, y permanecer entre sus paseos empedregados horas y horas, contemplar mi imagen en su fuente para poder ver claramente como era, como pensaba e imaginar  como desearía que fuese.

Cuantas veces me sentí paloma e imagine volar entre los arbustos, entre los sauces y cuantas veces desee ser  un pez para abrazar con mi cuerpo esos secretos. Palabras de amor, tristezas, alegrías, problemas que tantos habíamos intentado hacer naufragar en sus tranquilas aguas. Si tu pudieras hablar, ¿Qué que me dirías?

A veces allí sentada, mirando fijamente las torres del palacio imaginaba aquellas un preciado juguete,  con sus guardas y su príncipe de plomo e imaginba ser esa princesita feliz que bailaba alegre en esos grandes y alfombrados salones, que abría los balcones para poder divisar totalmente su ciudad, su pequeño y maravilloso reino. 

Nunca quería apagar las luces por que temía verlo desaparecer. No le gustaba estar sola y al vez por ellos fracaso, pero de pronto todo ese mundo mágico creado en mi imaginación desaparecía para sin saber como estar platicando con sus estatuas, a las que pedía consejo de las que recibía he de reconocerlo buenos consejos.

Ellos si son verdaderos sabios, años, cientos de años llevan allí emplazados, escuchando, viendo miles de cosas, con tantísimo tiempo para pensar y reflexionar. Ellos aunque de piedra saben y sienten mas que nosotros.

Pero aquel día no le hice caso y lo siento se que herí su orgullo, pero era algo tan horrible, no, no quería, aceptarlo y como el afirmo yo era esa princesita de juguete, en un reino de verdad, en una ciudad desorbitante,  en una sociedad  compuesta de hipocresía, envidia y desengaños. En un mundo inhumano.

Ese juguete se hizo añicos y la princesa que brevemente había bailado alegre, vivió  momentos felices pero efímeros, porque  era solo eso un juguete.

El palacio ese templo maravilloso que la protegía desapareció para no volver jamás. Y se quedo sola, hundida en un abismo sin fondo, en una soledad poco común

Solo con el tiempo se fue creando en torno suyo una coraza resistente una fría capa de hielo capaz de desafiar a ese mundo tan……..

Ya no se oía nada en el parque, la avenida estaba desierta, las farolas medio apagadas, solo la luna brillaba majestuosa en las alturas. Todo era calma y quietud. Solo el rumor del aire,  ligera brisa movía los sauces en rítmicos movimientos solo el rumor del agua al rozar su fría superficie desplegaba lejanos murmullos.

“La vida es la única maestra de la vida”

Era como un bello cantar,  mágicas notas que en las frías noches del invierto ese pequeño coro de bailen recitaba sin cesar. Era una hermosa canción que decía mucha verdad.
Las tinieblas, la soledad y la tristeza de la noche lo cubrieron todo pero algo en lo más profundo del paseo, principal seguía brillando con fuerza, hacia grandes intentos  de seguir emitiendo esa luz con la misma intensidad, sin parpadear, fija allí, sin temer ni la noche, ni al frío, ni a la soledad, nada, era solo un deseo.

“El deseo de vivir”

Algo sonó a mis espaldas, me volví rápidamente y encontré una rama partida sobre mis manos, algo, me dije anda mal. Cogí mi linterna y busque, pero nada encontré.

Después pasados cinco segundos, oí algo como llamada de auxilio, una llamada tímida y vergonzosa, como un grito de desahogo que no quería,  salir a la superficie.

Pero por fin salió y fue horrible y como las palabras son aire y se las lleva el aire.

El viento hizo lo demás.

Ese grito  ¿Qué era?

"Mi amor"

Marijose Luque.- 
Fotografía de la red

Momentos.- Dialogos de luna llena.........

Hola amiga, buenas noches, que bien que pude llegar.
Entre los visillos, te vi, y deje a medias esa traducción, que me esta costando un poco hoy, algún día lo mandaré al carajo, si, todo, y saldré de paseo, a tomar el fresco y a deleitarme un poco más con tu presencia.

Esas intimidades nuestras que compartimos ocasionalmente.....  estás relinda, no te lo he dicho ¿Verdad? Seguro que algún enamorado sí.

No te pasa como a mi, las ojeras y los años marcan una piel gastada, cuya mirada apenas brilla.

Me embelesa contemplarte, transmites esa calma que no encuentro en mi interior. Abrí la ventana para observarte mejor.
Desde aquí, no veo tus manchas, ni tus mares, sólo tu blanco satén que te envuelve entre brillos y te viste de hermosura.
El frío me devuelve a la cruda realidad, debo terminar mi trabajo, si mañana quiero disfrutar de ella, mi niña.

Mira, que casualidad, hoy mi camisón es también de raso blanco, tal vez te reflejas en mi.

Hoy no vi a tu alma gemela el sol, estuve muy ocupada, estos tiempos, hacen que la vida que llevamos sea un poco escasa de "Momentos".

Gaste mis tiempos en rutinas, de esas que a veces, son necesarias, las que calman el tic tac del cerebro, mientras la vida pasa.

Entre ollas en la cocina,  burbujeaba la carne mientras chisporroteaban la salsas y el plato se vestía de rojo intenso, saladito con orégano y cebollita,  como a mi me gusta.

En el Jardín retornaba la algarabía, colores por doquier de la ropa de niños y grandes que en un ajetreo inmenso la lavadora no dejaba de escupir.

Sonaba en la cadena de música aquel grupo que hace tanto no escuchaba y que acompañaba el trastabilleo de los cubiertos al vaciar el lavavajillas.

Noelía se relamía con los restos de las tortitas, aún en la encimera de la cocina que vestí de azul ¿Sabes? Hoy nos dimos un capricho en el desayuno.  No se por qué me gustaba tanto este color que ahora creo aborrecer.

Mimamos a los abuelos con algunas sonrisas, compartimos momentos de comida y tertulia, de esa que alegra un poco el alma, mientras el tic tac continua silente, y puedes permitir momentos en que las miradas son sinceras y la conversación tranquila.

Acompañamos a la tata, en su silencio durmiente que pesa en el eco del vacío, tanto o más que el de aquel ser, cuyo amor sólo tu y yo conocemos.

Deberes, estudio completan esos ratos libres tan ocupados.

La televisión no forma parte de nuestras rutinas, corta merienda, café y risas, envuelven la sesión de baile que improvisamos junto a amigas,

El tiempo cuando se aprovecha da para mucho. Entre medias se plancha y se guarda la ropa, explosionan las palomitas en el microondas.

Pizzas, hoy cambiamos la rutina, el viernes pasó a ser sábado y una gran pizza ocupo la mesa. Hoy a la invitada no le gustan nuestras pizzas extravagantes, a veces inventadas, mezclas de colores y sabores, así que, a través de las ondas, mágico aire que transmite sonidos, hicimos nuestro encargo: Cuatro quesos, jamón y queso, y restos para una madre.. je,je.. hoy no había mucha gula.

Me mira de arriba abajo, el muchacho, cuando hablo la puerta, se sonríe y me dice, "Que lindo color de ojos tiene". Escucho risas y alboroto, me miran las niñas y se ríen.... je,je.. que tontería.....
mama en camisón y descalza, ¿Cómo abres así la puerta?

Ayy!! el tic tac del cerebro, aún anda en sosiego. Mientras cenan yo recogo y preparo mi trabajo. La noche sera larga e intensa, y pocas ganas me quedan.

Comento entre medias en google, pongo mi música al aire, y las niñas marchan al cuarto.

Casi son las doce cuando puedo verte, pero antes, quiero darme una ducha. El cansancio llama a la puerta y el tiempo aunque es efímero, a veces, parece eterno.

Mientras el agua recorre mi cuerpo, caricias suaves, te siento, y entonces el tic tac recobra momentos, martilleando mi cerebro. Decido obviarte más te deseo, mientras mis dedos buscan el punto del deseo y entre limón y jazmín, la espuma acaricia mi piel deleitando tu silencio.

Blanca piel que ya no te espera, sabe perdidos momentos, encumbrando en rutinas, enterrados en suspiros, sólo momentos, dispersos quedan para el olvido en alguna hoquedad del tiempo, mientras a tu vera queda sólo un recuerdo.

Gotas que se funden con otras gotas, lágrimas que a veces fluyen y visten mi piel, saben a sal como el sudor de tu piel, ese que nunca pude lamer ni oler, el de tu cabello que se quedo enredado entre mis dedos, invisible al resto de los mortales.

Una sonrisa, por qué se que aunque me reniegas como Judas hizo con Jesús, me miras y me buscas y no temas tus sonrisas y tus consejos siempre quedan, pero al añorar el eco de tu voz al otro lado del auricular y tus letras en la pantalla de mi celular,  como no llorar, aunque el alma sonría y la mirada se disperse.  Humana soy, piel y corazón.

Ellas hace rato que duermen, ahora es mi momento, mientras te cuento mi día, pero y tú dime......
¿Como ves el mundo desde allá arriba?
¿Que piensas de mi-la vida?

Sólo una cosa más, amiga, se que tu viaje en la noche es largo, y muchos los que buscan momentos....

¿Él esta bien? Sólo quiero saber eso.......

Otro día te veo amiga, espero tener más tiempo y menos trabajo.
Tal vez unas risas y esa copa que nunca tomamos, un paseo de la mano por el Madrid que soñamos conocer juntos.

Letras y fotografía de Marijose Luque.- A través de la ventana.











sábado, 28 de noviembre de 2015

Dormito



En el acantilado resuenan los ecos de aquellas olas que rompen y turban el silencio de la noche, naufragan en  el embate traicionero el sabor a jazmín y a azahar que rubrica mi piel. 

Los rizos color azabache de mi media melena, brillan aún húmedos, a la luz de luna, impregnados de sal.

Bajo el brillo de la luna, cegada anda el alma insulsa de esta peregrina.

Hace tiempo dicen las golondrinas, que no soy yo, la dueña de este cuerpo. Añoran las sonrisas que ahora son silencios.

Dormitan sin más como en el invierno las campanillas.Tal vez en primavera, vuelvan como las golondrinas, una nunca puede saber de esas cosas.

El sol del mediodía alumbra su blanca tez, mientras brilla la costra de sal de su mejilla.

Ella tranquila en su parsimonia pasea por las lindes del camino, buscándose a si misma.

En ese transitar por los infiernos y los cielos, ni el calor, ni el frío, turban su presencia.


No piensa, no desea, no hay nada, sólo vacío que llena el silencio de vida, de su alma, de su esencia.

Aquellos tiempos llenos de miradas, sentires dispersos la ahogaban, ahora, son otras cosas, las que importan, la vida misma, aunque no olvida y en el silente vacío que la viste, llora.

Tatuado en piel lleva el cariño de aquel a quien tanto ama, no importa el tiempo y la distancia, siente su esencia en el aire cuyo rumor vago se acerca.

Cada vez que llegas a mi cielo, luna llena, serena, brillante, le encuentro mirando furtivamente entre los barrotes de esa cárcel cerrada a cal y canto, candado en el averno, en que mi mente, mi cuerpo, mi alma fue sumida.

Desando el camino pero no encuentro ese cruce en que dejamos la vida, y me pierdo, desolada, sumida en la fría soledad que me arremolina, sin candil, ni lumbre, sin reflejos de vida..........

Marijose.- 
Fotografía del acantilado  Marijose Luque.
Fotografía del eclipse Zenda Caballero
Fotografía de la luna y  el andante de  A.G. 







jueves, 26 de noviembre de 2015

Almas que se rozan


Ensombrece el olmo tu silueta mientras silente hiere el sol tu piel, en el obscuro momento en que el alma vuela, al reencuentro de aquel ser que te ilumina la sonrisa. 

Sin buscarlo, encuentras entre esas sombras esa esencia que  deleita tus sentidos y que sin dilación alguna decides plasmar en tu vivencia. 

Cuentan las golondrinas en sus chismorreos curiosos que eres tú la dueña de sus pensamientos, en esos laberintos de la mente, que resuenan en las esquinas. 

La luna traviesa, celosa, se encuentra al no tener momentos, pues él los roba en sus sueños para hacerte tan hermoso regalo. 

El brillo de su mirada le traiciona cuando en el velo de la noche rasgado, intenta camuflar su pensar. 

Besos sordos para el resto del mundo, regazo ardiente que recoge el alma en la noche, brazos fuertes que arropan de los sueños, pesadillas hirientes de la noche, de esa presencia tan ausente que rompe moldes. 

Caricias no sentidas que envuelven y erizan la piel que hueles y sientes, a través del vago rumor del viento.

Suspiros que te hablan de deseo y sueños que se vuelven tentaciones.

A la luz del alba se bañan las almas de esos dos poetas, mientras en la luz del día se dispersan, para dormir viviendo silentes en su rutina.

Cada noche sus almas se arropan y se pierden en el infinito universo, donde sin excusas, pueden sentirse.

Marijose.- Y sus locuras románticas... 
Fotografía de la red.

Te Extraño......

 
En mi piel tu caricia sin sentirla

labios que se funden sin tocarse

sonrisas que se ven sin escucharse

voces que se adivinan en el eco del silencio

Te extraño...................

música de tus letras en las mías

deseos fundidos en momentos

verdades vestidas a medias

desnudos nuestros cuerpos

rendidas nuestras almas.

Te extraño..................

Cuando mi alma despierte

tal vez te encuentre

en esa luna que es nuestra casa

en esas redes que no existen

en esos recuerdos grabados en piel,

sin duda,

en el silencio hiriente de la noche

te encuentre...........

Te extraño, no sabes cuanto.........

Marijose.- Rutinas de mi alma

Colibrí.- Leyenda Maya

A la luz del alba, se difumina tu belleza,
rumbo al horizonte vuelas,
colores viste tu cuerpo,
ensalzas mundos de fantasía,
deleitas miradas.
Aquellos dioses en los primeros tiempos
tallaron en Jade tu silueta,
fruto dicen de la casualidad,
pues una flecha forma tenías, en su imaginación.
Al dotar de vida salio volando, 
el brillo del sol deslumbraba.
Sobre su piel colores dispares, 
hermosa creación, no dispuesta para humanos,
quisieron los dioses mayas,
que solo pudiera el hombre observarle en libertad.
Jamás sería presa ni cautivo por ser hijo de un dios.
Además, labor especial tendría
deseos y pensamientos de un lado a otro llevar,
pudiendo sin apenas acercarse al soplo del viento
igual que al tomar su alimento
ni un pétalo osa poner en movimiento.
Te roza como un suspiro leve y te arropa
se enviste de tus deseos y vuela,
allá donde tus pensamientos le guíen.
Nunca espantes a un colibrí,
si a tu alrededor volando está.
Si pensó alguien en ti,
lindos pensamientos traerá. 


Preciosa leyenda Maya, dicen que los dioses tallaban a mano todos los insectos, animales y plantas que deberían poblar la tierra. Eran tantos y tan diversos, que se les acabo el barro, y utilizaron el Jade.
Al pulir el Jade, una flecha parecía, pero al dotarlo de vida, salio volando. En el cielo, al contraluz, reflejo intenso del sol, colores brillar, decidieron que era hijo de dios y una misión especial habría de tener un ser tan hermoso. Recoger y llevar de un lugar a otro, los pensamientos y deseos de las personas. Si un colibrí vuela a tu vera, no lo espantes, tal vez traiga, pensamientos lindos de alguien que te ama. 


Marijose.- Y su romanticismo absurdo. Besitos mil. 






Sensualidad a Flor de Piel.-

Dicen que un beso no puede sentirse en la distancia,

una caricia no puede erizar la piel en el pensamiento, 

unas letras encumbrarte hasta la cima...........

Y una voz cautivarte para toda la vida.........

Craso error.

¿Que sabrán? 

Aquellos que no saben mirar ......POESÍA!!!!

¡¡¡A mi, a ti....... nos lo van a decir!!







Letras de Marijose.- Fotografía de la red.

Vago el rumor del viento que te acerca,

desierto que viste la piel que habita,


furias y torpezas, caricias y besos


todo en mi barrunta.


Siento como aúllan los lobos en la estepa,


mientras reclaman

esa luna llena que tu hurtas


que regalas a mi alma.


Ese beso del que fundes tu mirada

mientras un suspiro,

me llama.


Esos son mis lobos,


los que presientes,


los que aún hoy te-me roban,


el alma......


Marijose.- 


Imagen de la red.

Eco


Rumor del viento acerca caricias,
recorre mundanos rincones en tu busca,
encuentra sin reparos donde anidar,
el alma.
Te siento en esa distancia que presumes,
cercanas en mi piel siento tus caricias
al encuentro de aquello que deseas.
Un suspiro y te encuentro, Beso.......
Marijose. 
Fotografía de la red.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Tú identidad


A veces nos empeñamos en querer complacer a los demás, hacerles creer que somos como  quieren que seamos, iguales o muy parecidos a ellos.
Reafirmamos sus ideas, sus pensamientos, cuando cada uno de nosotros es un ser independiente.

Nuestros cuerpos son distintos, nuestra mente, aunque este prácticamente formada de la misma manera, también es distinta, nuestra forma de visualizar las cosas que ocurren a nuestro alrededor, en el día a día también lo son.

Aunque a veces nuestra mente consigue engañarnos y creemos entender determinadas situaciones de una manera muy distinta  a como son en realidad, nunca debemos dejarnos llevar por la idea de la complacencia.

De que nos sirve que todos los que estén a nuestro lado, cerca de nosotros, nuestra familia, nuestros amigos estén contentos, conformes con lo que ellos creen que somos.

Es cierto que nuestra sociedad, el mundo en que nos desenvolvemos diariamente, el cotidiano devenir, no es fácil, es sencillo seguir la corriente y no destacar en ningún aspecto.

Pero, donde quedamos nosotros, donde quedas tú, tú ser, tu realidad.

Esa manera de actual no es sensata, no es fiel a ti mismo. Tú eres tú, y eres como eres, guste ó no. Tus opiniones, tus creencias, tú forma de ser, no tiene por que adaptarse a los demás.

No se trata de ir contracorriente, ¡no! Va mucho más allá.

Se trata de ti, de tú vida, desde pequeños tratan de hacernos a imagen y semejanza de nuestros padres, de nuestros abuelos, tenemos que seguir un patrón y ser y vivir cómo lo hace la  gran mayoría de la humanidad.

¿Por qué?  Cuando nacemos nos tenemos que parecer forzosamente a papa ó a mama, sino, a los abuelos.

Cuando crecemos, escuchamos frases como "tiene el mismo gesto que tú cuando eras de su edad".

No tiene que ser todo así.

Cada uno de nosotros es una entidad en sí misma, independiente y día a día, debemos formarnos, desarrollarnos, evolucionar de acuerdo a nuestras ideas, nuestros sueños, nuestra vida y no la de los demás.

Y especialmente, cuidemosnos todos, mujeres, hombres y niños, respeto y educación pilares de nuestra existencia.
Les dejo un vídeo realizado por mujeres muy jovenes. Un gran trabajo chicas!!.
 


                                                                                                   Marijose Luque Fernández.

martes, 24 de noviembre de 2015

Falacias


Te vistes de mujer para provocar mareas,
deslumbras con tu belleza al mundo que desboca,
en precarios movimientos inciertos.
Evocas delirios de amor
mientras la guerra siembra muertos.
Relucen tus ojos entre el dorado pelo
mientras los míos se ahogan de pena.
Con cada vida cobrada
redibujas tu silueta,
perfeccionas tus perfiles,
suavizas tus rasgos.
El mundo se resquebraja,
tienes al hombre donde quieres,
en las puertas del averno,
sin darse cuenta del gran engaño
en que has convertido su vida.

Marijose Luque.-
Fotografía de la red.




lunes, 23 de noviembre de 2015

Maltrato.......... Reflexiones...


La palabra *adiós* es un imposible, al menos para mi, sobre todo cuando se trata de sentires. 

A veces uno *se empeña en mantener vivo* algo que no tiene sentido. 

No por que no merezca la pena, sino por que cuando *una parte no enlaza con la otra* en ese caminar, no se puede hacer nada.

Decir *TE QUIERO*  *TE EXTRAÑO* es importante pero también saber decir *LO SIENTO* y *PERDÓN* más aún. 

Sin querer se *hace daño* eso también es *maltrato* dejar marchar en su momento, es la decisión acertada, si es lo que el otro desea. 

Podemos llegar a sumir *una vida en tinieblas y en soledad*  junto a la nuestra solo por no ser capaces de *renunciar a aquello a lo que amamos*

*LO SIENTO, PERDÓNAME MI CIELO..........* hermosa canción sin duda.

*Reflexionen*  La vida es linda.- Sentir es hermoso pero en consonancia consentida.- 

Reflexiones locas de Marijose.

Incoherencias del ser humano..........


En tiempos en que hablar de paz suena a utopía, somos muchos los que soñamos con ella, pero, en este caso, como debería ocurrir con todos nuestros sueños, es necesario que se haga realidad.

Un paso hacia delante, nunca hacia atrás…….. Pensamos que no somos nadie, y que nuestros actos por si solos no llegan a ningún sitio, no son efectivos.

 Estamos equivocados, es nuestra aportación, el grano a grano, de cada uno de nosotros, de lo que depende  que mañana nuestro mundo no sea un erial.

Si, un erial, en todos los sentidos, en guerras, falta de valores, miseria, deshumanización y cuantas otras cuestiones negativas se os puedan ocurrir.

Es cierto que en momentos como estos, cuando cerca de nosotros sentimos la barbarie, nos agobiamos, se nos eriza la piel, se revuelven los estómagos, pero estas cosas ocurren cada día.
Cada minuto mueren 105 personas en el mundo, y la mayoría no es de muerte natural, ¿Es eso lo que cabe esperar?  

No es adecuado, no es ético, no es coherente, el ser humano, el hombre desde la antigüedad ha tomado sus armas contra aquellos que eran más débiles, por el simple hecho de ser diferentes, por profesar una fe o una ideología distinta. En nuestra mano hacer justicia, sesgar el futuro, cambiar el destino en nombre de…….

En todo el mundo, en todos los países existen o han existido escenarios parecidos, pero la modernidad y el conocer y respetar a los demás deberían ser un motor que  ayude,  implique a que se realice un cambio efectivo……

Ahora, estos días,  todos hemos usado el lazo negro, me incluyo, tengo gente muy cercana allí, cambiado nuestra foto de perfil por la bandera de un país en luto y es primera plana de noticia, los twitter no dejan de vibrar, y ¿Dónde estábamos? ¿Dónde estamos cuando mueren todas estas personas?

Lejanas, desconocidas, sin duda, nada importantes para nosotros, una noticia sin más.

No hace mucho, un niño, casi bebe, llego muerto a una playa, su imagen traspaso fronteras, pero y si no hubiese habido alguien allí, en ese momento, que inmortalizara, su muerte………..

Cuantos mueren cada día por falta de alimento, por escasez de medicamentos, expuestos sin hogares, cuantos ataques hay cada día.

Tenemos además un problema, aglutinamos, si, creamos etiquetas y estigmatizamos a las personas.

Ahora todo es contra del mundo árabe, pero primero deberíamos conocer la diferencia entre árabe, musulmán e islamismo, yo tengo amigos árabes que son cristianos, árabes que son musulmanes, personas maravillosas, su único pecado es tener otra creencia, pero no tienen nada que ver con el islamismo.

Es un grupo determinado, radicalismo,  el que atenta contra la vida, pero tomamos el conjunto, como ocurrió, ocurre con los judíos, con las prostitutas, con los mendigos, con los que tienen  alguna demencia mental como la esquizofrenia, cual quier ser diferente que pensemos es distinto a nosotros, e incluso inferior....

El ser humano incoherente siempre, sin más……………..

Marijose Luque.
Fotografías de la red






La casa de la yaya.-

Aquella casa le atraía, un halo misterioso la envolvía y la buscaba.

Sintió el deseo de entrar, la alambrada estaba 
descuidada, rota en algunos puntos, así que no tuvo problema para acceder a la finca.

El camino escondido entre las raíces de los árboles, los setos, hierbajos que en algún momento, debieron hacer de aquel un lugar hermoso.

Una fuente maltrecha en el centro frente a la puerta. Unos pajarillos la guardaban. Algunos restos del añil y bermellón quedaban, huella de aquellos tiempos de bonanza.

Una lagartija salió despavorida al crujir la madera de los escalones. Con cuidado, subió, parecían maltrechos. La lluvia, el viento, se habían ocupado de aquella cuestión.

Algunas de las ventanas estaban tapiadas por ladrillos. Cristales rotos en las demás. Por un instante se quedó observando aquella casa desde el porche.

Su mente la llevó muchos años atrás, por un momento, escuchó la voz de su madre. Empujó la puerta con presteza.

La luz iluminaba nuevamente la entrada, aquella lampara de araña brillaba, su reflejo en el mármol blanco.

Los peldaños de aquella gran escalera de caracol, pasarelas de risas, de sueños

La voz de mama en la cocina al fondo tras las escaleras…….

Antes de llegar a ella estaba la gran habitación, así la llamaban todos, era la de la abuela…

Se asomó, y no pudo evitar dar un respingo al ver el estado en que se encontraba.

Entró y se sentó en el centro de la habitación y cerró los ojos, mientras vislumbraba exactamente donde estaba situado cada mueble, cada alfombra, cuadros, adornos.

Un pequeño baúl, era lo único que quedaba allí en ese lugar donde antes estuvo la gran cama de la abuela.

Ella anduvó con cuidado hasta la cocina y se quedó  boquiabierta.

No esperaba encontrar a nadie allí. Una muchacha estaba sentada en su mesa de cocina. Comiendo un bocadillo de sardinas y tomate recién preparado.

Que buena pinta tenía. Leía un libro, espera le sonaba, era uno de sus libros. ¿Y como había entrado allí? Se preguntó.



Qué tontería igual que ella. La gata también, estaba allí.  Su pelaje gris perla era inconfundible. Maguó y paso junto a ella, la acarició, pero ella no le hizo caso, ¡que extraño! Era quien más jugaba con ella.



Bueno, no importaba. Se había quedado en el quicio de la puerta sin hacer ruido, observando pero no se percató de su presencia. 

Decidió subir la escalera y dar una vuelta por el resto de la casa, quería recordar viejos momentos.


Su habitación, estaba exactamente igual que aquella noche, si, cuando los ladrones entraron en la casa.

Ella estaba terminando de estudiar, tenía examen de Álgebra al día siguiente.

La lamparita aún estaba encendida.




Sorprendida se dió media vuelta para regresar al pasillo y cuando estaba allí, se dio cuenta, de que aquello era imposible....

Cuantos años hacia de aquello, había pasado mucho tiempo, ella era una muchacha y ahora........




En el recodo había un espejo, lo recordaba perfectamente, esperaba que aún permaneciera allí.

Fue despacio, vacilante, le temblaban las piernas, de pronto había empezado a sentir frío, era sólo miedo, se decía a si misma, para calmarse, pero, se sentía ligera, mucho y tenía mucho, mucho frío.

De su garganta salio un horrible estertor, cuando su reflejo fue devuelto en aquel espejo tallado en oro que su madre había encargado directamente al mejor joyero de la ciudad.

Era imposible, la joven muchacha que aquella noche fue dada por muerta en el asalto de la casa..........

Una fuerte ráfaga de viento le azotó el rostro, su abundante cabellera color negro, poco a poco sus rasgos se fueron desfigurando, las oquedades quedando al descubierto. 

Un fuerte olor a musgo, a esa humedad de la tierra que no se ha renovado en años en el jardín.

Y entonces, se miró fijamente en el espejo y no vió nada.

Algo se movía entre sus dedos, Ay!! que asco, un gusano...........

Por fin recordaba, consiguió salir de aquel agujero en el que la habían encerrado, se olvidaron de ella.

Necesitaba un ducha, olía horriblemente mal.............



Desde la ventana del cuarto de baño, mientras se duchaba podía ver aquel lugar.........

Le vió a su compañero, con él permaneció todo este tiempo, atados el uno al otro... también estaba libre, por fin...........



Marijose Luque.-












Música

Rasga el aire tus gemidos, consentidos y sentidos
Remansos y abruptos senderos, arropan musicalidad vertida
Navegan rompiendo escalas, descienden, arritmias perdidas
Ascienden, abrupto oleaje
Adagio, alegro, presto
Geografías inciertas desconocidas, acarician, moldean, danzan
Al viento susurros galopan, en el RE se visten momentos
Se desvisten dos cuerpos, roza la piel que deseas
Ritmo que batallas, purpurinas que describes
Esbeltas figuras se arropan, en tropel se agolpan los dedos
En escala ascienden y acarician, rompiendo moldes las rutinas
Rasgan el aire tus dedos, mientras deleitas
Paseante de mente inquieta, desborda pasiones
El agua se arremolina, susurro gime en tu encuentro
Neuronas que chispean al compás, silabeas,
Enlazas en un consentido esas notas alocadas
Adecuas momentos
Tu cuerpo navega, rítmico oleaje, rompiendo las escalas, 
Arritmias consentida embaucan los sentidos, 
rompiendo contra las rocas, en la piel que ya habitas
Perfecta armonía encumbras
Musicalidad que revierten los sentidos, al alcanzar el clímax,
Momentos, aplausos, saludos
Gran concierto amigo. 
Marijose.-
Fotografía de la red
Esa música que sentimos y que nos ayuda a llenar momentos y dotar por ejemplos nuestras letras, nuestra vida en su conjunto, de esos momentos  y sentires que desprende. En el día de la música.

Poemario "Sueños de Hoy" a la venta en Amazon. Donde volver a ser pequeños

Poemario.- Añoranza.....